Los diputados reculan, se retractarán de la interpelación

Le tenían preparadas 25 preguntas a la Ministra de Salud, pero los interpelados resultaron ser los mismos diputados que plantearon el juicio político a la gestión de Lucrecia Hernández Mack. Hay un tuit, o trino, popular por estos días, que lo resume todo: “Yo apoyo a la ministra. Los diputados me la interpelan”.

Por eso, prefirieron recular. Mañana miércoles 29 de marzo de 2017 a primera hora el diputado oficialista Adim Maldonado tiene citada a la presidenta de la Comisión de Salud, Karla Martínez (presa de angustia) para encontrar la mejor forma de salir del entuerto y retractarse de la interpelación.

Pero aún si se realiza el cuestionamiento a la ministra, la victoria ya es clara y contundente para la titular de la cartera de Salud.

Ante la inminencia de la derrota, no son pocos los congresistas que han desertado con antelación de la batalla. Dos diputados de la UNE retiraron su apoyo el martes a interrogarla en el Pleno. La bancada peor vista de los últimos tiempos, la del partido Todos, ha hecho público en un inútil intento por mejorar su imagen, su rechazo a la interpelación. Ni Juan Manuel Giordano quiere cargar con ese muerto y Luis Hernández Azmitia, el más severo crítico de la ministra, se ha quedado solo chiflando en la loma.

Lucrecia Hernández Mack se atrevió a decirle en público a los diputados que la cuestionaban algo que muchos guatemaltecos le querrían decir a sus representantes: “esta citación es un chiste”. Muchos diputados son un chiste. Un pésimo chiste para la realidad guatemalteca.

Pero la victoria de la ministra ante la opinión pública no se explica sólo por haber tenido en suerte ser adversada por dos de las categorías menos apreciables en esta sociedad: diputados y sindicalistas. La ministra se ha atrevido como no lo hicieron sus antecesores a denunciar los abusos del pacto colectivo del sindicato que integra el Frente Nacional de Lucha y a sentar las bases para una carrera profesional de salubrista público.

Es en parte por acciones como esas, además de priorizar la construcción del nivel primario de atención en salud, que Hernández Mack consigue el reconocimiento para su gestión no alcanzado por otro ministro de Salud en muchos años. En décadas.

Incluso el sector privado, que la asesora en procesos de transparencia, la apoya.

Y ese es un apoyo significativo.

Hernández Mack, hija de Mirna, la antropóloga ejecutada extrajudicialmente por un agente del Estado guatemalteco en los últimos años de la guerra, es una mujer de izquierda. Pero antes que cualquier otra cosa es una salubrista con visión integral, comprometida con propiciar un cambio en Guatemala.

La ministra es parte de esa generación de eficaces cuadros técnicos, como el ministro Francisco Rivas en Gobernación, como el superintendente Juan Solórzano Foppa en la SAT, como Julio Héctor Estrada en Finanzas Públicas, como el interventor de TCQ Alexander Aizenstatd, a quienes el presidente Jimmy Morales ha integrado a su equipo. Si Morales merece algún reconocimiento, es por haberle dado responsabilidad pública a estos guatemaltecos de diferentes formas de pensamiento pero con una convicción: construir un Estado que nos represente a todos y no sólo a uno grupito de privilegiados.

Eso es la ministra Hernández Mack. Y por eso ganó sin despeinarse esta importante batalla a los imberbes diputados que le tienen preparadas 25 preguntas pero que no dan una.

Imagen:  Simone Dalmaso | Plaza Pública

8 Comments

  1. Roberto Flores.

    Excelente por la Dra. Hernandez, en lo particular estoy con muchas expectativas que está realizando una buena gestión, algo que no había visto en 30 años como salubrista.
    Adelante Dra. Cuenta con mi apoyo.

  2. Francisco Mazariegos.

    Es imperativo como ciudadanos responsables, tomar acciones q demuestren una clara intención de hacerle bien a nuestra patria y sumarnos a la lista de personas con criterio. Adelante ministra adelante Guatemala. Porque soy guatemalteco y trabajo por una patria mejor.

  3. gustavo garcia

    Quiero agregar a esos nombres de la liga de la justicia de Guatemala a Adrian Zapata, el cobrador de la SAT que anda interviniedo aquellas empresas renuentes al pago de impuestos. y a la solidaridad de muchos y muchas guatemaltecas que creen que otra Guatemala es posible y estan aupando al funcionario digno, allegislador probo y al magistrado justo y legal. por cierto Juan Luis no hay necesidad de que andes presumiendo de fundador de periodicos en Guate. y si no tambien deberias de poner al corrupto Canal Antigua y la burguesa revista contrapoder.

  4. paulina grande

    que bueno yo soy trabajadora de salud al fin alguien que si sabe donde esta parada y no se presta a las sinvergüenzas de este sindicato del tal SNTSG que bueno la felicito señora ministra y lo mas importante es que cuenta con el apoyo de pueblo que si trabaja no como esa bola de haraganes que ni siquiera se presentan a trabajar.

  5. Marcello Coutiño

    Aplausos para la Dra. Mack. Me ha dejado una gran lección. Y creo que al pueblo. Su persistencia en de mejorar esa cartera aún en contra de toda corriente adversa y más aún de la corrupcion misma es trascendente. #yositengoministra

  6. Carlos González

    Excelente comentario. Estamos hastiados de tanto güiri-güiri de esta gente, tan nefasta para el pueblo de Guatemala. Queremos un estado digno, sin funcionarios corruptos y libre de influencias que enriquecen y privilegian a la clase política.

  7. Jose María Toj

    Excelente apreciación del intento de socavar la labor de la Ministra de Salud, y de su Victoria contra la esa jauría infame que son la mayoría de diputados.

  8. Luis Leonel Ixtacuy

    El “valiente” es valiente hasta que el que se deja le dice NO, Yo apoyo a la Ministra, ojalá y todos los servidores públicos fueran asi, saludos.

Comments are closed.