10 razones para valorar la declaración de Mayorga y Agüero

Más allá de admitir los cargos en su contra y explicar el contexto en que se produce la entrega de sobornos a funcionarios para lograr el pago de la deuda de arrastre, la declaración del empresario José Luis Agüero (Asfaltos de Guatemala -ASFALGUA) y la de Álvaro Mayorga (Constructora Nacional, Sociedad Anónima –CONASA) ante la juez que conoce el proceso en su contra tiene un hondo significado político. Y ese no consiste en el golpazo de imagen que le procura a uno de los movimientos más estridentes de la derecha, el Movimiento Cívico Nacional.

1. La declaración del presidente de Agüero y de Mayorga, quienes se allanan frente a una acusación ya documentada ante juez, supone admitir la irreversibilidad del cambio producido en Guatemala por la Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG). Confiesan una vez que han sido descubiertos, cierto, pero no combaten ni disputan lo documentado.

2. No se limitan a admitir lo dicho por el Ministerio Público. Van más allá y explican las circunstancias, los métodos y sus razones. Ponen al sistema al descubierto desde la voz de sus protagonistas y convierten en incontestable lo sostenido el MP y la CICIG desde 2015: aquí funciona un sistema entero de cooptación del Estado.

3. El sector al cual ambos pertenecen ha sido uno de los tres pilares fundamentales de la corrupción pública. La construcción de obra, junto a la proveeduría sobre valorada de medicinas y equipos médicos al sistema de salud y la gestión corrupta en las Aduanas, son las tres patas principales del mismo banco.

4. Para ambos empresarios su declaración tiene un costo inmediato: admiten la comisión de delito (cohecho activo), pero ponen en evidencia la convicción de ciertos empresarios respecto a que han cambiado las cosas. Se han establecido límites reales al sistema corrupto.

5. Su actitud se suma a otra más significativa aún y apenas percibida por la opinión pública: el establecimiento de un código de ética por parte de Fundesa, el brazo social del sector privado organizado.

Ir a la nota:  El golpe más duro para Ángel González

6. El código de Ética de Fundesa le impide relacionarse con empresas cuyos representantes se nieguen a comparecer ante la justicia. El próximo Encuentro Nacional de Empresarios prescindirá del patrocinio del monopolio de televisión abierta del país, propiedad de Ángel González.

7. Por largas décadas, Ángel González ha proporcionado a los políticos locales la oportunidad no sólo de persuadir a bajo costo a los votantes nacionales sino que una vez en el poder les favorece al ocultar la información crítica para ellos mediante noticieros anodinos. A cambio recibe contratos de publicidad oficial. La empresa privada le favorece con contratos publicitarios exclusivos.

8. El mediocre modelo político del país, que permite a imberbes y corruptos por igual ser favorecidos por el voto popular, se beneficia de las limitaciones a la libertad de expresión que González impone en la televisión abierta con la bendición de los empresarios.

9. La decisión de Fundesa de marcar distancia con el monopolio de González se convirtió en la primera acción orgánica del sector privado organizado a favor de las gestiones de CICIG y el MP y un paso en firme para distanciarse del régimen de cooptación del Estado.

10. Muchos empresarios parecen haber perdido la fe en que un cambio súbito (la salida de Iván Velásquez, la llegada de Donald Trump al poder o la futura sustitución de Thelma Aldana) podría permitir que el país retornara al régimen previo en el cual todo se arreglaba con una llamada telefónica y algo de plata.

One Comment

  1. alvaro rivera díaz

    Realmente ahora es de sálvese quien pueda, pueda decir más para quedar mejor y salvarse. Cuando estos empresarios constructores “ganaron” las licitaciones seguro pagaron mordida al ministro de turno. Ahora para que les paguen, pagaron mordida también, entonces con qué dinero hicieron la obra ganada ? Será que realmente hicieron la obra ? Una empresa puede sobrevivir con millones de cuentas por cobrar de años ?

Comments are closed.